Relato de una compradora selectivamente compulsiva. Capítulo I

/
0 Comments
Fotografía: Juan Pablo Carrillo

Es vaciada la importancia que le damos a las marcas fifís. Sinceramente pienso que más importante que la marca es el diseño y cómo se te ve a tiiiii.

A veces gastamos mucho dinero por cubrir una absurda necesidad de pertenencia, cuando  en realidad es cosa de trabajarle (leyendo, viajando y observando) para hacerte de un ojo clínico-fashion-agudo, y comprar ropita padre en mercados de pulgas o a la amiga del primo de la vecina que vende ropa por catálogo (como es el caso de los pantalones que traigo puestos en las fotos de hoy y de la siguiente publicación; son de mis favoritos)
No es difícil, es más, a veces solo tienes que fijarte en lo que usan tus ídolos pues normalmente ellos invierten un dineral en verse  como más in, cool… en boga que el resto de la humanidad mortal, lo que no significa ser su copia fiel.
Cuando vayas a un mercado o compres por catálogo te recomiendo que tomes en cuenta los siguientes puntos:

  •          Que sea ropa que te queda bien en relación a tus curvas cóncavas y convexas. Jamás des por hecho que se te va a ver como a la modelo de la foto o en su defecto al maniquí de unicel.
  •          Que no tenga palabras rellenas de pedrería, lentejuelas o sus equivalentes que eventualmente podrían caerse. Sobretodo evita comprar pantalones de esos que tienen piedritas o palabras en el cabús como buscando atención visual en esa parte. Le harás un grandísimo favor a la nación.
  •          Si compras zapatos, checa que los materiales interiores no sean de plástico (de manera que te asegurarás de que tus pies no huelan a doritos)

Porfis no seas un estereotipo, ni predecible. Si has decidido consumir moda no te limites a las marcas reconocidas y sumerge la cara en lugares que podrían sorprenderte.












You may also like

No hay comentarios. :

Popular Posts