Manual de moda para el fan del rockstar Vol.3 Guns N'Roses

/
0 Comments
Fotografia: Juan Pablo Carrillo

La moda no es arte, se alimenta de él,   y sin ánimo de levantar controversias por esta afirmación, sólo lo menciono como introducción al cuento que te comparto hoy en el primer “ESPECIAL DE NELLYFLOR”  (por si no lo habías notado, es la primera vez en la historia de mi NellyFlor que hago esto llamado “ESPECIAL”).

Y es que realmente es especial porque voy a contarte de mi enajenado fanatismo por esta banda que representa un viaje directo y sin escalas a tiempos muy felices de mi infancia y de mi adolescencia.

El primer gran recuerdo que tengo es el de mi primo Diego Palomo prestándole a mi hermano un VHS con videoclips (amo las palabras noventeras) de Guns N'Roses y  Wierd Al Yankovic; lo siguiente que recuerdo es que los repetíamos incesantemente una y otra vez durante horas, volándonos los sesos. Así comenzó todo para mí, entonces probablemente yo tendría 6 años de edad, lo que definitivamente influyó en mis gustos musicales y personales por el resto de mis días, sin dejar de lado el hecho de que por primera vez desarrollé una especie de interés-amor-atracción-fanatismo-obsesión  por  el hombre de voz ronca, pelo castaño largo, abdomen marcado que además de todo andaba por la vida en licras dejando en evidencia sus perfectos atributos masculinos, y botas.  Han pasado varios años y ese señor aún suele pasar lista en uno que otro de mis sueños húmedos (no sé qué significa eso Pá) tal y como lo recuerdo entonces (porque sinceramente si se me apareciera en su presentación actual, más bien serían pesadillas).

El segundo gran recuerdo, es en sexto de prepa, mi entonces novio Juan Pablo Bernal estrenaba un hermoso Seat Ibiza plateado con estéreo para poder escuchar CD’s. No recuerdo una sola vez durante los 6 años que pasamos juntos en la que no me dejara elegir la banda sonora  de su coche; invariablemente optaba por Guns N'Roses, The wallflowers, Sigur Rós o Coldplay. Pasó que cuando se fue a vivir a Italia me regaló un montón de valiosas pertenencias, sus discos entre ellas. 

Desde que supe que Guns N'Roses venía a México este 19 y 20 de abril, abrí la caja de pandora y enloquecí; era indispensable hacer un post de fan del rockstar. Saqué los discos para hacerlos sonar incesantemente una vez más, me puse mis playeritas de fanática twistted mind (una era de mi hermano y la otra la compre en un ofertón de Mix Up); mis pantalones noventeros de American Apparel (ambos); y accesorios más ad hoc para el look, es decir, bolsa Vans, botitas padres de Alejandra Quesada, Ray Ban Sunglasses, audífonos y labial mate rojo Séphora.






















You may also like

No hay comentarios. :

Popular Posts