5 Lecciones que aprendí de “Saint Laurent”, la peli.

/
0 Comments


Después de dos años de esperar impacientemente que un buen samaritano me hiciera el grandísimo favor de traer a México “Saint Laurent”  con el guapísimo Gaspard Ulliel Mecaso, por fin pasó que el fin de semana me escabullí  con mi espíritu camicace para verla, tal cual, porque ningún integrante de mi familia ni de mis amigos, entiende por qué me gusta tanto ir sola al cine. Pero es que tampoco es un pecado disfrutar de mi soledad, y así, solita, de un par de placeres más. Tuve la grata experiencia de que a dos asientos de distancia pero en la misma fila, también había una mujer de mi edad, sin acompañante e igualmente desparramada en la comodidad de su butaca, gozando, al igual que yo, del placer visual que nos provocó esta peli.

Durante las dos horas y media que duró, llegué a 5 conclusiones significativas:


Cuando nada es seguro, todo es posible. Después de salir de la casa Dior, Yves Saint Laurent y Pierre Bergé tuvieron la valentía y el coraje de iniciar lo que hasta hoy sigue representando YSL.

Quien es auténtico, asume la responsabilidad de quien es, y por eso, con el tiempo y tres metros bajo tierra, es, fue y será referencia para las siguientes generaciones, aunque él las descalificara.  “En la alta costura, y en los próximos años, detrás de mí no vendrá nadie que merezca la pena. No veo ni un solo talento”. (Evidentemente no tuvo la bonne chance de conocer a Mr. Alexander McQueen).

Dominar los intereses y necesidades de sus musas, lo colocó  hombro a hombro del éxito. “Con los años he aprendido que lo más importante en un vestido es la mujer que lo lleva puesto”.


El ímpetu por lo que hacía, marcó la sutil diferencia. Promovió intensamente la autosuficiencia y seguridad de las mujeres a quienes vestía. “El mejor maquillaje es la pasión, pero los cosméticos son más fáciles de comprar”.

Todo tiene un límite y una fecha de caducidad. Con mucha dignidad supo retirarse, y esa es una gran lección.


Y bueno, que Gaspard Ulliel, siempre me va a gustar, aún después de chutármelo por 2 horas y media besando a hombres… y que mi próximo viaje me gustaría que fuera a Marruecos.


You may also like

No hay comentarios. :

Popular Posts