Cumplir edad.

/
0 Comments


Fotografía de Juan Pablo Carrillo.

A lo largo de mis treinta y tantos años de vida, he pasado cumpleaños muy felices y otros no tanto, sin embargo todos me han traído grandes aprendizajes, y uno de ellos  ha sido darme cuenta de que los mejores regalos de cumpleaños son los que se dan, y no siempre los que se reciben (aunque no voy a negar que esos también me hacen muy feliz).

Es por ese motivo que decidí preparar un regalo especial de cumpleaños de mi para ti que me lees.

Un libro.
El Alquimista.
Una historia escrita por Paulo Coelho, que me acompañó al inicio del diagnóstico de mi condición y que le dio respuesta a cuestionamientos que comencé a hacerme acerca del sentido de la vida.  Por segunda vez, lo volví a leer hace muy poco, y nuevamente me llevó a reflexiones que me recuerdan el valor que cobran la persistencia y el coraje para quien busca su leyenda personal.

Una peli.
Micmacs.
Dirigida por una de mis personas favoritas, Jean-Pierre Jeunet. Es una peli con un arte muy particular, que te hará reír y también te conmoverá. Esta gran historia te cuenta cómo un hombre se repone a las adversidades de la vida con ayuda de un grupo de amigos muy peculiares que deciden hacerlo parte de la pandilla, demostrando la importancia que tienen las personas que nos rodean y que se vuelven como nuestra propia familia.

Una obra de teatro.
A Vivir.
Una obra que Odín Dupeyron escribió a raíz de un vuelco que le dio la vida, en el que sintió que lo había perdido todo, lo que lo obligó a replantearse el significado de felicidad y éxito.  Con infinitas carcajadas y momentos muy emotivos, te invitará a pensar realmente cómo quieres vivir.
(Sólo para quien habita o visita La Mexique. Busca tus boletos en ticketmaster... aclaro que nadie me paga por esto.)

Una canción.
Esta canción de Los Flamming Lips me ha acompañado en momentos muy felices y también muy tristes de mi vida. Es una de mis canciones favoritas sin duda.

Una pintura.
El Cartero.
Es mi obra favorita de mi pintor favorito, Vincent Van Gogh. Es el retrato de uno de sus mejores amigos, Joseph Roulin, quien lo acompañó durante su estancia en Arles, después de haber dejado París.

Sé bien que no por el hecho de que a mi me inviten a reflexionar, a sacar lo mejor de mi, o me den respuestas acerca del significado de la vida y tal, quiere decir que será igual contigo, sin embargo, este es mi regalo y puedes hacer con él lo que mejor te parezca, porque ahora, también es tuyo.


You may also like

No hay comentarios. :

Popular Posts